Zorrilla se prepara para cambiar de aspecto

El Real Valladolid continúa de obras en el estadio. Se suprimirá el foso y añade 1.594 localidades más con la novedad de que los banquillos se integrarán en la grada. En total, la inversión en esto, costará unos 2 millones de euros

Continúan las reformas en Zorrilla. El adiós al foso será una realidad después de tantos años y a partir de septiembre quedará suprimido para siempre. La intención del Real Valladolid es que el terreno de juego se tiene que bajar unos 80 centímetros con lo que se quitará el foso y para ello, se crearán 1.594 nuevos asientos y con la principal novedad de que los banquillos se integrarán en la grada como suelen aparecer ya, en los estadios ingleses. El coste que se tiene previsto invertir en estas obras es de unos dos millones de euros.

Este viernes, el Real Valladolid ha dado una rueda de prensa para explicar estas cuestiones. Al frente de ello, se han puesto, David Espinar, director de Gabinete de Presidencia y Javier Iribarren, arquitecto que será el responsable de realizar el proyecto.

David Espinar ha declarado que el estadio ya necesitaba una serie de reformas. “Zorrilla era hora de cambiarlo. El fútbol se ha modernizado mucho desde 1982 y los fosos en su día, eran un instrumento de seguridad para los años 80. Valladolid era el único que lo tenía en estos momentos”.

Por su parte, Iribarren dijo que era un proyecto complicado de hacer. “Parece sencillo pero no lo es. Es un gran reto porque requiere de obras importantes. No son, muy técnicas pero son muchas cosas por hacer y encima, no se tiene mucho tiempo”.

El arquitecto señaló que estará todo listo para el comienzo de la liga. “Supone un coste de unos dos millones de euros, todo esto lo asumirá el club. Está previsto de que finalicen para el principio de la liga pero adelanto que existe un plan B por si sucede algo inesperado”.

David Espinar

El director de Gabinete de Presidencia explicó que se tiene que bajar el césped y se construirán gradas nuevas. “Con la supresión del foso implica una bajada de nivel del campo de unos 80 centímetros. Además, se quiere crear tres nuevas filas de butacas y 1.594 nuevas localidades, que darán un mayor colorido al estadio”.

Según, Espinar hay más cosas sobre este proyecto. “Generar una banda de rodadura que permitirá el mantenimiento del césped al evitar que las máquinas de mantenimiento lo pisen. Se van a implementar nuevas tecnologías, sistemas de recuperación de agua, sistemas de drenaje, un césped de primera calidad mundial. Otra novedad importante es la nueva ubicación de los banquillos, que quedarán integrados dentro del graderío. Y, por encima de ellos, habrá varias decenas de butacas vip, con un servicio de atención especial, de mayor calidad».

También, David Espinar quiso dejar claro que se quieren cambiar más cosas del estadio pero con el tiempo, como por ejemplo, el cambio de la iluminación o las reformas de los baños que hemos tenido muchas quejas, al respecto.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *