¿Sergio González salva el primer match ball?

Por fin, aunque no sin sufrimiento el Real Valladolid logra la primera victoria de la temporada. Los vallisoletanos vencieron por 2-1 al Ath. Bilbao gracias a los goles de Orellana y Marcos André. Pero los cambios del técnico estropearon al equipo en el tramo final del encuentro y los locales se llevaron el triunfo de forma ajustada

Real Valladolid-Ath. Bilbao/ http://www.realvalladolid.es

Por fin, a la novena llegó la primera victoria de la temporada. Sergio González se jugaba el puesto ante el Ath. Bilbao y salvó, de momento su primer math-ball de la temporada, aunque de milagro pero lo importante era la victoria y los tres puntos. Al final, los vallisoletanos vencieron por 2-1, gracias a los goles de Orellana y Marcos André, y mantienen al técnico una semana más. Ahora hay un parón para amueblar las ideas y a ver, si este triunfo logra acabar con las malas sensaciones que está demostrando el equipo en este inicio de la temporada.

Sergio González apostó una vez más por los hombres de confianza y solo tres fichajes en el once titular como son Bruno, Orellana y Marcos André y la primera parte del Real Valladolid fue aceptable más por lo visto en otros partidos, que fueron horrorosos.

Los jugadores salieron enchufados, metidos en el encuentro, arropados en defensa e intentando salir a la contra para tener alguna ocasión de gol. Esa misma presión, ese inicio intenso, con el que llegaron los primeros acercamientos a la portería rival al igual que había sucedido en encuentros anteriores.

No obstante el rival ganó metros y equilibró ese empuje, con ocasiones tímidas por parte de unos y otros. Sin embargo, y aquí sí llegó el cambio respecto a lo vivido anteriormente, la primera jugada clave cayó del lado pucelano: un error de Unai Simón fue aprovechado por Marcos André para forzar el penalti que transformó Orellana en el minuto 18.

Los de Sergio González se ponían por delante, como ya lo hizo ante el Huesca, y tocaba afianzar esa ventaja. Seguros en la zaga, y con iniciativa en la faceta ofensiva, se frenó la reacción de los vascos e incluso se dispuso de llegadas para aumentar la renta, como el tanto anulado a Guardiola por fuera de juego previo o la ocasión que tuvo el propio delantero, quien no logró culminar en el segundo palo una bonita jugada colectiva. 

En el tramo final de esta primera mitad el Athletic se volcó y tuvo numerosos saques de esquina para buscar las tablas, que no llegaron gracias al buen hacer del equipo en defensa.

Premio al sufrimiento

No tardó ni cinco minutos el Real Valladolid en lograr, tras el paso por vestuarios, ampliar la diferencia en el marcador. Una jugada por la banda izquierda que condujo Plano para sacar un centro raso, atrás, para Alcaraz, quien se revuelve y encuentra en el otro lado del área a Orellana, que deja atrás a Hervías cuyo disparo es repelido por Unai. Pero ahí apareció, con la caña, Marcos André para firmar el 2-0 y estrenarse en Primera División.

La primera parte del trabajo, complicada labor, estaba hecha. Con dos goles de desventaja el Athletic asumió el control y se encontró a un rival correcto, firme, sin fallos, que supo mantenerse en pie y dejar que el tiempo pasase sin recibir daño. 

Y aunque el equipo de Bilbao aún tenía mucho que decir se estrelló, en sus llegadas más claras, con Jordi Masip. El portero sacó con buenos reflejos en el 62′ un peligroso cabezazo de Villalibre, y un minuto después achicó espacios para evitar el gol de Williams en un mano a mano. A partir de ese momento entraron los nervios, Sergio González descolocó al equipo con los cambios con tantos defensas y al final, como no, un partido con sufrimiento hasta el final.

Quedaba mucho partido, y sufrir, para lograr el merecido premio de los tres puntos. Fue en la recta final cuando el Athletic anotó, desde el punto de penalti, el 2-1 que comprometía la victoria pucelana. Más el descuento, restaban casi diez minutos para mantener eso que tanto ha costado obtener en este inicio de competición, ante un equipo con poderío aéreo que trató de lograr el empate con insistentes balones colgados a cuyo remate, incluso, se sumó el portero.

Pero la defensa blanquivioleta volvió a ser esa que ha permitido la permanencia las dos últimas temporadas, y que este domingo 8 de noviembre ha puesto la primera piedra sobre la que crecer este curso. Al final, triunfo justo del Real Valladolid por 2-1, ante un Ath. Bilbao, que tampoco causó buenas sensaciones.

Con esta victoria los vallisoletanos se sitúan en la tabla con 6 puntos y alivian un poco la crisis pero también, los cambios de los últimos minutos no tienen ningún sentido y a punto, estuvieron de tener un disgusto y costar los tres puntos, aunque al final se quedó en casa.

Ficha técnica;

(2) Real Valladolid; Masip, Hervías (Luis Pérez min 58), Joaquín, Bruno, Nacho; Alcaraz, Fede San Emeterio, Orellana (Waldo min 68), Óscar Plano (El Yamiq min 82), Marcos André (Raúl Carnero min 82) y Sergi Guardiola

(1) Ath. Bilbao; Unai Simón, Capa, Yeray, Iñigo Martínez, Yuri; Dani García (Dani García min 52), Unai López (Sancet min 75), Muniain (Zarraga min 75), Morcillo (Berenguer min 52), Raúl García (Villalibre min 52), Williams

Goles; 1-0 Orellana (min 18), 2-0 Marcos André (min 48), 2-1 Williamos (min 85).

Árbitro; Soto Grado que sacó tarjetas amarillas a Unai Simón (min 18), Hervías (min 38), Muniain (min 66), Alcaraz (min 66), Masip (min 72), Carnero (min 90).

Declaraciones

Sergio González; «Lo más importante era la victoria»

Aliviado por lograr el primer triunfo, Sergio González destacó el partido responsable, serio y solidario, del Real Valladolid. “Lo hemos conseguido. Es una victoria importante para todos, pero especialmente para los futbolistas. Los puntos en la tabla no daban el valor del trabajo que habían hecho”.

El técnico blanquivioleta incidió en que su equipo había hecho muchas cosas bien para conseguir la victoria antes del partido de hoy. “Los chicos han trabajado muchísimo y han demostrado su compromiso. Todo el Real Valladolid se merecía el triunfo. Nos vamos tranquilos y con una sonrisa en la cara«.

Pese a la euforia por los tres puntos, Sergio abogó por tener los pies en el suelo, aunque destacó la importancia del triunfo. “No va a hacer que vayamos volando, pero vamos a poder ver el Real Valladolid que todos queremos. Todos los estamentos del Club están trabajando a destajo, la directiva nos ha transmitido una confianza increíble. Ronaldo estaba convencido de que le vamos a dar la vuelta. Necesitábamos esta sensación”.

Aseguró que el primer tanto dio confianza al Pucela para afrontar el partido de otra manera. “Ese gol nos ha dado mucha tranquilidad, y encima de penalti. El tempranero en la segunda parte nos ha dado estabilidad. Lo más importante era ganar y los futbolistas se lo merecían”.

Aunque el conjunto blanquivioleta tuvo que sufrir al final del encuentro, ya que el Athletic tuvo un arreón final tras marcar el 2-1. Pero Sergio dio valor al trabajo de los suyos. “El equipo ha transmitido solidez. Hemos estado bien en centros laterales y a balón parado. Hemos vuelto a recuperar esas mini sensaciones de ese Real Valladolid y ojalá sea el inicio del camino”.

Masip; «Tres puntos más que merecidos»

El Real Valladolid se sacó la espina frente al Athletic Club con una importante victoria (2-1) en un día en el que todas las cosas salieron bien, tal y como aseguró Masip. “El equipo ha hecho un trabajo increíble y merecía estos tres puntos. Llevábamos unos partidos buenos, pero los resultados no acompañaban. Estamos muy contentos.

Y es que el triunfo de todo el equipo llegó en un encuentro, muy importante.“Ganar partidos te da confianza para los siguientes. Seguiremos mirando más hacia arriba”.

El meta volvió a la titularidad contra el Villarreal y explicó que la competencia es buena para el equipo. “Sube el nivel y yo estoy contento por poder aportar mi granito de arena”, sentenció.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *