Melilla Baloncesto venció en liga en Pisuerga esta temporada

Melilla Baloncesto venció en liga en Pisuerga esta temporada

Objetivo: recuperar el factor cancha

Carramimbre CBCValladolid viaja hasta tierras melillenses para enfrentarse en el play-off al Melilla Baloncesto. Los vallisoletanos pretenden conseguir un triunfo en alguno de los dos partidos lejos de Pisuerga

Comienza un nuevo reto: Carramimbre CBCValladolid inicia el camino de los play-off. Los vallisoletanos se enfrentarán en tierras melillenses al Melilla Baloncesto. Dos partidos, jueves y sábado, lejos de Pisuerga y el objetivo es sumar un triunfo para volver a recuperar el factor cancha a favor. Los horarios son el jueves día 9 a las 21.30 y sábado día 11 a las 20.00.

Melilla Baloncesto

Los precedentes entre Club Melila Baloncesto y Carramimbre CBCV Valladolid, además, son claramente desfavorables para los de Paco García. En la presente temporada, ambos equipos se han medido en tres ocasiones, incluyendo la pretemporada, y los dos duelos oficiales han caído del lado azulón. Tanto en la ida como en la vuelta, los de Alejandro Alcabo se han impuesto al conjunto carmesí, y a pesar de que vienen de superar un bache en los últimos meses de competición en el que encadenaron cuatro derrotas consecutivas, han sabido rehacerse y firmar un sprint final con tres triunfos.

Melilla Baloncesto, como así reflejan los números, es un equipo muy peligroso a nivel individual. Los de Alcoba que han logrado un meritorio quinto puesto, se han mantenido durante toda la temporada en los puestos altos de la clasificación y solo ese pequeño bache les ha hecho no obtener mejor puesto. No obstante, el factor cancha está en su mano y han demostrado que con su poderío en el juego interior, les pueden tomar la medida a un cuadro, el vallisoletano, reinventado para paliar los problemas en la pintura.

El conjunto melillense cuenta en sus filas con jugadores de mucho nivel, los cuales conforman un proyecto con claras aspiraciones a cotas mayores, como así han demostrado estos últimos años. El escolta Caleb Agada, una de las sensaciones de la temporada pasada y verdugo del Carramimbre CBCV con CB Prat, es el principal estilete del Melilla con un promedio de 12 puntos por partido.

A su lado, en el perímetro, destaca el veterano escolta Txemi Urtasun, quien valora 12,6 de media, merced a sus 12,8 puntos por partido anotados durante la fase regular. Sin embargo, la mayor amenaza de los melillenses se encuentra en la pintura gracias al amplio número de torres con las que cuenta Alejandro Alcoba. La lesión de Gediminas Zyle, además, no ha supuesto un contratiempo, ya que la reciente del ala-pívot Gjuroski, procedente de Levitec Huesca, es suficiente para paliar dicha baja. Además del interior macedonio, destacan Balaban, el experimentado Dos Anjos y Vucetic, quienes conforman una pintura de auténtico lujo.

Paco García

El técnico vallisoletano ha comparecido ante los medios de comunicación para explicar sus sensaciones de cara a estos dos encuentros. “Sabemos que somos un equipo incómodo para los rivales. Melilla nos ha ganado los dos partidos y tiene una plantilla brutal, es el decano de la competición y encima se han reforzado con Gjuroski esta semana”.

Paco García señala que parten con cierta desventaja con el rival. “Como pasaba con Alicante hace dos años, partimos en desventaja, somos la perita en dulce, pero somos una plantilla capaz de jugar bien al baloncesto y que compite francamente bien. Somos muy pesados, vamos a ir a competir. El playoff del año pasado nos tiene que ayudar en muchas cosas y el equipo está en condiciones de discutir la victoria a cualquier rival”.

El entrenador de las ardillas asegura que Melilla posee un buen equipo. “El juego interior de Melilla es muy poderoso. Hay una diferencia brutal en la pintura y lo tenemos que compensar como hemos hecho en las últimas semanas. El rebote, las pérdidas y el acierto exterior son los factores que pueden decidir estos primeros encuentros. No podemos ir a un partido de muchos puntos y tenemos que tapar la zona sin olvidar el perímetro”.

Sin embargo, Paco García piensa que el equipo puede tener posibilidades si se hacen bien las cosas. “Cada partido es una historia y la temporada pasada lo vivimos. En un entreno pulimos un par de detalles y a punto estuvimos de ganar en Prat. Un playoff es una serie de 10 días de competición super intensa. Y tienes que desarrollarte, corregir errores, mejorar tácticamente… tenemos que creer y lo único importante es ganar el último partido, aunque suene a perogrullada”.

Audio de Paco García

En un hipotético cuarto partido en Pisuerga se cambia la hora del encuentro por no coincidir con el Real Valladolid. Sería el sábado 18 de mayo a las 17.00 de la tarde. El tercer envite sería el jueves 16 de mayo a las 21.00.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *