La Federación Española de Balonmano da de plazo para acabar la liga el 30 de junio

La liga y los clubes, entre ellos el Aula Alimentos de Valladolid, alcanzaron ayer un acuerdo para la competición liguera que, además, seguirá contando con ascensos y descensos. Pero poco después de anunciar esto hubo equipos que no estuvieron de acuerdo como Porriño, Guardés o Alcobendas.

¿Habrá jaleo en la liga Guerreras Iberdrola?Este jueves hubo una reunión entre la Federación Española de Balonmano y los 12 clubes que componen la competición femenina de balonmano y parece que no hubo acuerdo ni nada parecido.

A media tarde, la Federación comunicaba que alcanzaron este jueves un acuerdo por el que, en ningún caso, la competición liguera se prolongará más allá del 30 de junio de 2020 y, además, seguirá contando con ascensos y descensos, como estaba previsto.

Después de la reunión por videoconferencia celebrada ayer por la tarde entre las partes implicadas, cuya finalidad era conocer de primera mano la situación de la docena de equipos que forman la máxima categoría del balonmano femenino español, se decidió adoptar esta medida de forma consensuada tanto desde el área de Competiciones de la RFEBM como desde los propios clubes.

Según ha informado la RFEBM en un comunicado, todos los participantes han reconocido en primera instancia que «lo ideal es poder terminar la competición, siempre y cuando haya garantías plenas sobre la salud de las deportistas, integrantes de clubes, árbitros, delegados, así como todos los agentes que formen parte de la organización de la competición».

La RFEBM señala que, pese a que por el momento no es posible tomar una decisión «hasta que las autoridades sanitarias no confirmen la total seguridad para retomar la competición», el acuerdo alcanzado establece que la Liga Guerreras Iberdrola 2019/2020 no finalizará más tarde del 30 de junio.

De igual manera, destaca, habrá descensos y ascensos «sea cual fuera el escenario final». Un planteamiento que se mantendrá de manera idéntica la siguiente campaña, contando de igual forma con doce equipos, «máxime cuando el calendario sufrirá las variaciones lógicas de un año olímpico», añade.

Las partes implicadas han tenido en cuenta el apretado calendario del que parten y que ya se encuentra cerrado. En la primera semana de junio está previsto que se disputen las jornadas restantes de la fase de clasificación del Campeonato de Europa 2020, mientras que la semana del 15 al 21 del mismo mes se celebrará, en principio, una ‘Final Four’ en la Copa EHF femenina, para la que están clasificados el Aula Alimentos Valladolid y el KH-7 Granollers.

Hasta que se vayan dando a conocer nuevas noticias acerca de la evolución de la situación, la RFEBM y los clubes femeninos han asegurado que continuarán trabajando sobre los distintos escenarios planteados y mantendrán conversaciones continuas para adoptar las decisiones oportunas sobre la competición.

Sin embargo, poco después, hubo equipos que no estuvieron nada de acuerdo con este comunicado y aseguraron que no se votó eso, como se dijo en un principio. Guardés, Porriño o Alcobendas mostraron su disconformidad e incluso las gallegas ya anuncian que si hay descensos irán a lo tribunales de justicia.

No parece fácil la solución pero todo parece indicar que se suspenderá la competición ya que el país seguirá en las mismas circunstancias durante algún tiempo más y por lo tanto, no dará tiempo a finalizar la competición liguera. Habrá jaleo pero se tiene que llegar a acuerdos y no sería lo más lógico no haber descensos y se ampliara los equipos porque solo hay 12 y muchos fines de semana no hay liga y se vuelve loco a los aficionados para que puedan seguir la liga. En las próximas fechas se verá lo que pueda pasar pero seguro que si se toma una u otra solución habrá equipos que no estén de acuerdo con ella.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *