La Leb Oro se cancela y el Carramimbre CBCValladolid asciende a la ACB

La aprobación de esta resolución de la Comisión Delegada de la Federación Española de Baloncesto se produce de conformidad con la resolución de la Presidenta del CSD de fecha 30 de abril de 2020, y pone fin a la vía federativa

En su reunión telemática de hoy, la Comisión Delegada de la Federación Española de Baloncesto ha procedido a adaptar para la presente temporada, por causa de fuerza de mayor y por las exigencias que se imponen como consecuencia del COVID-19 y la necesaria protección de la salud de los deportistas, las normas del marco general de la organización de las competiciones de la Liga LEB Oro, la Liga LEB Plata y la Liga Femenina 2, tanto del Reglamento General y de Competiciones, como de las Bases de Competición. Tras esta decisión, y tal y como se había estipulado, el Carramimbre CBC Valladolid podrá optar a una plaza en la próxima edición de la Liga ACB.

En esta modificación, la Comisión Delegada determina la imposibilidad de celebrar las Fases de Ascenso en LEB Oro, LEB Plata y Liga Femenina 2 al no poder garantizarse las medidas sanitarias establecidas en el protocolo sanitario elaborado por la FEB ni el principio de competición en igualdad de condiciones y, en consecuencia, da por finalizada la Temporada 2019/20 en todas ellas de acuerdo a las resoluciones adoptadas por esta misma Comisión Delegada en su reunión del pasado 8 de mayo. Según dichos acuerdos, en la Liga LEB Oro ascienden a la Liga ACB los dos primeros equipos clasificados a fecha de la última jornada disputada (8 de marzo de 2020): Carramimbre CBC Valladolid y Delteco Gipuzkoa Basket.

La aprobación de esta resolución de la Comisión Delegada de la Federación Española de Baloncesto se produce de conformidad con la resolución de la Presidenta del CSD de fecha 30 de abril, y pone fin a la vía federativa.

Pero aún quedarían más pasos que dar si finalmente la ACB accediera a esa liga de 20 equipos. Y aquí es donde las dificultades irían en aumento para un club como el Ciudad de Valladolid, ya que los requisitos económicos a los que obliga la ACB son muy costosos, a pesar de que se han rebajado sustancialmente en los últimos años.

El club carmesí tendría que hacer frente a tres grandes pagos para poder ser admitido en la competición. El primero de ellos sería el valor de participación, una cuota de alrededor de 1.600.000 euros, que puede ser pagada en un plazo de cuatro años y que en caso de descenso se le devuelve al club.

El segundo paso sería el de la conversión del club en Sociedad Anónima Deportiva (SAD), un trámite que costaría 1,8 millones de euros, aunque tan solo sería obligatorio aportar 100.000 euros en el primer pago. Por último, el conjunto vallisoletano debería hacer frente al presupuesto mínimo al que obliga la ACB para todos sus equipos, una cuantía que asciende hasta los 2 millones de euros.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *