Carramimbre CBCValladolid-Lleida

Carramimbre CBCValladolid-Lleida

Invictos en Pisuerga

Cuatro de cuatro es lo que lleva el Carramimbre CBCValladolid ante su afición. En esta ocasión, los vallisoletanos vencieron al Lleida por 19 puntos, 80-61 y siguen ocupando la primera posición en la tabla

Tercera victoria consecutiva y la cuarta en Pisuerga en otros tantos encuentros donde el Carramimbre CBCValladolid no conoce la derrota ante su afición. En esta ocasión, los vallisoletanos vencieron al Lleida por 19 puntos, 80-61 y continúan liderando la Leb Oro en lo más alto.

Impulsado por la inercia de las últimas victorias, el Carramimbre CBCV saltó al parqué para medirse a ICG Força Lleida con una marcha más que el rival y dispuesto a prolongar la buena racha. No es para menos. Los vallisoletanos querías seguir defendiendo su liderato y su condición de invictos en Pisuerga y así lo demostraron desde que se echó la bola al aire. Los visitantes, así, trataron de sorprender con una defensa en zona inicialmente, pero los de Hugo López respondieron con el mejor antídoto para desabolarla: con triples. Dos lanzamientos desde la larga distancia de Frank Bartley y Niksha Federico dispararon a los vallisoletanos desde los primeros compases de juego (10-5).

Además del acierto exterior, el Carramimbre impuso su ley en la pintura, factor que ya apuntaba Hugo López como clave para hacerse con la victoria. Y no le faltó razón. Sergio de la Fuente y Seydou Aboubacar reinaron bajo los tableros y machacaron el aro ilerdense con canastas y más canastas tras sus respectivos rebotes ofensivos. Los puntos, al final, no paraban de caer para desesperación de un Jorge Serna que ni siquiera pudo revertir la situación con un tiempo muerto a falta de tres minutos. Los carmesí, dominando con autoridad desde el minuto uno, cerraron el periodo inaugural con una buena ventaja (18-10).

En diez minutos, así, el Carramimbre CBCV fue claramente superior a ICG Força Lleida, pero en el segundo periodo se convirtió en una auténtica apisonadora. Un triple de Daniel Astilleros abrió el cuarto y fue el preludio de lo que se le venía encima a los visitantes. Los vallisoletanos volvieron a dar un clínic defensivo, con ayudas e intensidad y cerrando todos los rebotes que caían en su aro. Y, por si fuera poco, ofensivamente también se pasó por encima de los catalanes. Las ardillas mandaban en todas las facetas del juego y dirimieron el encuentro por la vía rápida.

Alcanzado el ecuador del segundo asalto, de hecho, los de Hugo López ya doblaban (28-14) a su adversario y contaban con bonus a favor, con lo que la ventaja no paró de crecer. Desde entonces, las ardillas solamente recibieron dos puntos y barrieron a los ilerdenses para llegar al descanso con un contundente 41-16 a su favor. 23-6, el tanteo de estos segundos diez minutos hablaba por sí solo del vendaval que estaba pasando por Pisuerga.

Descanso

No obstante, y fruto de la ventaja que atesoraba el Carramimbre, el inicio de la segunda parte nada tuvo que ver con la primera y la relajación die pie a una tímida reacción de los visitantes. Los de Jorge Serna se desperezaron y aprovecharon la concesión de los carmesí, aunque Hugo López no tardó en responder para reprimir el conato de remontada. ICG Lleida empezó a ver la luz de cara al aro y anotó en cinco minutos (14) casi los mismos puntos que en los primeros 20 (16), aunque las ardillas seguían mandando con autoridad (48-30) y eso no cambió hasta que el crono dictó el final del partido.

Superada la pájara sin mayores consecuencias, los de Hugo López volvieron a ponerse manos a la obra para mantener una ventaja que siempre rondó los 20 puntos, sin excesiva relajación para evitar sustos pero sin retomar la velocidad de crucero para hacer sangre. El Así, el Carramimbre afrontó los últimos diez minutos con el partido en su mano (57-37) y rumbo hacia la sexta victoria de la temporada, tercera consecutiva y cuarta de la temporada.

Con todo el pescado vendido, el último asalto trascendió sin mucha historia. El Carramimbre se dejó llevar y Pisuerga disfrutó sin tensión mientras que los visitantes maquillaron un partido que finalizó 80-61. Los de Hugo López, arroyando, sumaron la sexta victoria del curso, tercera consecutiva, para mantenerse en lo más alto de la tabla. El sábado, difícil salida a la cancha de Almansa.

Ficha técnica;

Carramimbre CBCV (80): Toms Leimanis (10), Frank Bartley (20), Niksha Federico (9), Sergio de la Fuente (10), Seydou Aboubacar (7) -quinteto inicial-. También jugaron: Jubril Adekoya (2), Kimbal Mackenzie (-), Mike Torres (12), David Fernández (0), Dani Astilleros (3), Juan Rubio (3) y Tom Granado (4).

ICG Força Lleida (61): Adrián Chapela (3), Miquel Feliu (0), Steven Santa Ana (6), Marc Martí (8), Frederic Stutz (18) -quinteto inicial-. También jugaron: Pa Mor Diene (1), Fernando Sierra (8), Abdoulaye Mbaye (4), Agustí Sans (2), Albert Lafuente (5), Shaquille Cleare (6) y Michael Cameron (0).

Árbitros: Morales Ruiz, Olivares Bernabéu y González Cuervo.

Parciales: 18-10, 23-6 (41-16 al descanso), 16-21 y 23-24 (80-61 final).

Incidencias; Partido correspondiente a la jornada 7º de la Leb Oro disputado en Pisuerga ante unos 3.000 espectadores.

Declaraciones

Hugo López; “Estamos arriba pero desde la humildad”

El técnico del Carramimbre CBCValladolid, Hugo López, estaba más que contento por la victoria obtenida ante Lleida. “En la primera parte el equipo se ha vaciado y hemos dejado a un buen rival en tan solo 16 puntos. Luego en la segunda mitad nos hemos dejado llevar y hay que mejorar esas cosas que a veces nos vamos de los partidos. Estamos arriba en lo más alto pero desde la humildad”.

Audio de Hugo López
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *