Empate que sabe a poco

Osasuna y Real Valladolid firmaron las tablas y un punto para cada equipo que no vale mucho aunque si para sumar más. Los vallisoletanos se sitúan en la tabla con 26 y una jornada más, estarán fuera de los puestos de descenso

Osasuna-Real Valladolid/ http://www.realvalladolid.es

Empate que no sabe a nada pero se continúa sumando una jornada más y por fin, la portería en contra a cero, que es la tercera vez que ocurre en la temporada. Al final, 0-0, partido soso y aburrido, disputado pero que no permite escaparse de la zona baja. Los vallisoletanos con este punto suman 26 y sacan 2 a los puestos de descenso, que es el Alavés, aunque todavía tiene que jugar su partido el Eibar, que tiene 22 y se puede colocar con 25.

Sergio González repitió el once inicial del partido anterior ante el Getafe que tan buenas sensaciones dio pero un partido no tiene nada que ver con el otro. Sobre el verde de El Sadar se vio un partido vivo, bonito, de idas y venidas. Los visitantes se hicieron pronto con el balón para construir a través de la posesión y pasar mucho tiempo en campo rival, mientras que los pamplonicas buscaban hacer daño en transiciones rápidas que se toparon con una línea defensiva muy sólida y acertada a lo largo de los 90 minutos. Sin ocasiones claras, eso sí, pero con un juego de área a área, podía caer en cualquier lado el premio y lo hizo, sí, pero en fuera de juego: Budimir tocó en posición antireglamentaria el remate de Calleri en el área, que se introdujo en portería.

Si durante la primera mitad faltó precisión en ambas escuadras para dar ese último pase decisivo, en el segundo acto el partido se enriqueció al tener más presencia ofensiva y llegar con más ímpetu y acierto a las áreas. Empezó el Osasuna incisivo y dispuso de dos ocasiones peligrosas, la primera desbaratada por El Yamiq y la segunda, con un disparo de Kike Barja desde la frontal, que se fue fuera. Eran minutos en los que fueron mejores los locales, pero iban a ser los últimos ya que en cuanto el Real Valladolid logró recuperar la manija el mayor peligro llegó sobre la portería de Herrera.

Weissman, Guardiola y Plano buscaron ese premio sin encontrarlo, pero quien más cerca estuvo fue Orellana en sendas llegadas. La primera, clara, en una contra lanzada por Guardiola a la que dio continuidad Janko, dejó de cara Weissman en el área y el chileno buscó la escuadra con su chut, pero el disparo se fue fuera. En la segunda, también alto el tiro tras controlar en el área un centro de Janko. Y, entre medias, Roque Mesa acarició el gol con un golpeo desde la frontal que lamió el palo.

Continuó el dominio pucelano, con las calderas a toda máquina para producir acciones ofensivas. De alguna dispuso Osasuna, especialmente un disparo de Manu Sánchez dentro del área que Roberto envió a córner, y la última de Budimir a la media vuelta en la frontal. Y pudo marcar Joaquín también, con un vuelo a la salida de un córner en el minuto 87, pero su cabezazo se fue arriba por poco.

Con 26 puntos concluye el Real Valladolid esta jornada 27, en esa apretada zona baja en la que se ven inmersos un buen puñado de equipos. En el próximo duelo los de Sergio González reciben, en el Estadio José Zorrilla, al Sevilla, el sábado 20 de marzo a partir de las 21.00 horas.

Ficha técnica:

(0) CA Osasuna: Herrera; Vidal, Aridane, García, Manu Sánchez; Kike Barja, Brasanac (Lucas Torrón, min. 70), Moncayola (Javi Martínez, min. 85), Rubén García (Jony, min. 70); Budimir, Calleri (Adrián, min. 77)

(0) Real Valladolid: Roberto; Janko, Joaquín, El Yamiq (Bruno, min. 85), Olaza; Plano (Luis Pérez, min. 95), Roque Mesa (Míchel, min. 79), Alcaraz, Orellana; Weissman (Kodro, min. 79), Guardiola

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (C.T. Vasco) amonestó con cartulina amarilla a los visitantes Guardiola, Joaquín, Weissman; y a los locales Kike Barja, Moncayola

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 27 en LaLiga Santander disputado en El Sadar, en Pamplona, el sábado 13 de marzo

Declaraciones

Sergio González; «Es importante sumar»

La falta de efectividad impidió la victoria del Real Valladolid en su visita a Osasuna, en “un campo muy difícil y ante un equipo que va muy fuerte”, tal y como aseguró Sergio González tras el partido. “Todo lo que sea sumar es bienvenido. La primera parte ha sido muy equilibrada. En los primeros quince minutos han sido mejores. En la última media hora el equipo se ha rehecho y hemos tenido tres situaciones bastante claras. Si ves hasta el minuto 60, el empate es bueno; si ves del 60 al 90, a los puntos estábamos más cerca de la victoria«.

Por ello, el técnico blanquivioleta reconoció que al Pucela le faltó meterlas. “La semana pasada fuimos muy efectivos y esta no hemos tenido ese nivel. En la primera parte nos ha faltado un poco de activación. Con balón hemos estado más bien espesos y sin él ellos estaban más activos. En la segunda parte el equipo ha estado equilibrado y ha terminado con muy buenas sensaciones”.

Además, destacó la portería a cero y el gran nivel atrás para conseguirla: “Contento por ello. El bloque defensivo tiene que salir reforzado porque ha visto que puede conseguirlo ante un rival muy duro. Podemos hacerlo muchas más veces de aquí a final de temporada”. En general, Sergio abogó por marcharse “viendo el vaso medio lleno”. “Queda un tramo muy fuerte. Tenemos que quedarnos con las cosas buenas y analizar las menos buenas”.

Respecto a la sustitución de El Yamiq, el entrenador afirmó que fue el central quien pidió el cambio, ya que tenía un golpe en el cuádriceps. Mientras, aseguró que todos los jugadores “están entrenando muy bien”, pero, en cuanto a la parcela ofensiva, señaló que al final tiene que “elegir a dos bandas y a dos puntas”. “Nos encontramos en una fase en la que todos los futbolistas están con energía”.

Por último, comentó que “tener el golaveraje a favor siempre suma”, puesto que con Osasuna le favorece tras la victoria en Zorrilla en la primera vuelta. Pese a ello, Sergio consideró “que no va a ser determinante”. “Vamos a trabajar para que no sea así”

Míchel; «Seguir sumando»

El Real Valladolid no pudo con CA Osasuna, contra quien firmó tablas (0-0). A pesar de que el conjunto blanquivioleta dispuso de buenas oportunidades, no logró marcar, pero tampoco encajó. “Nos vamos contentos porque todo lo que sea sumar es positivo. Hay algo de resquemor porque las ocasiones más claras han sido nuestras. No las hemos metido, pero el punto es bueno”, analizó Míchel tras el encuentro.

El centrocampista lamentó esa falta de acierto con el gol, pero destacó que el Pucela no recibiera. “La primera parte ha sido reñida, pero en la segunda hemos dado un paso adelante, hemos tenido ocasiones y el balón. Hemos conseguido dejar la portería a cero, que es muy importante, y hay que seguir sumando”, expresó.

Así, el conjunto vallisoletano dejó la portería a cero por tercera vez este curso, algo que “da confianza a todo el equipo”. “Irte con ella te da un plus para seguir trabajando”, sentenció.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *