El trabajo continúa intenso para comenzar la temporada

El Fundación Aliados sigue con los entrenamientos y cuenta con todos sus jugadores, a excepción de los dos iraníes

El Fundación Aliados continúa con los entrenamientos/ http://www.bsrvalladolid.com

El Fundación Aliados continúa con su trabajo de pretemporada, con sesiones intensas en las que la ilusión por empezar la competición y la entrega de los jugadores han sido la tónica dominante. De prácticamente, todos los integrantes de la plantilla, tras la llegada del holandés Jelmer Van Brunschot, el colombiano Rodrigo Pérez y el mallorquín Óscar Domínguez, con la excepción de los dos iraníes: Vahid Saadatpoormoghadam y Omid Hadiazhar.

En el caso del primero, sigue a la espera de que le concedan el permiso de trabajo y residencia en España para poder organizar su salida del país, mientras que la llegada de Omid Hadiazhar debía haberse producido ya, pero por diversos problemas no se ha llevado a efecto. El club confía en poder contar con él la próxima semana.

Estas ausencias suponen un handicap en la preparación del equipo vallisoletano, pero sobre todo, la dificultad a la hora de poder disputar partidos amistosos. Porque se habían organizado varios, pero la situación epidemiológica ha impedido que se celebren. Eso sí, no pierden la esperanza de poder jugar alguno, en el pabellón Pilar Fernández Valderrama, puesto que el técnico del equipo, José Antonio de Castro, considera que los encuentros «son fundamentales para poder ensayar jugadas grupales» y llegar en las mejores condiciones al inicio de liga, previsto para el próximo 31 de octubre.

Mientras llegan estas pruebas, De Castro ha asegurado que está «muy contento» con el rendimiento y la dedicación de la plantilla y ha confesado que tanto Van Brunschot como Rodrigo Pérez le han «sorprendido gratamente». En el caso del holandés, porque «es más rápido» de lo que esperaban, y porque está demostrando «muy buena disposición» y es «trabajador» y, en lo que respecta al colombiano «porque además de ser buen tirador, es buen defensor, tira del grupo y tiene mucha habilidad con la silla».

Aunque aun está prevista la aprobación del protocolo del Consejo Superior de Deportes para el baloncesto en silla de ruedas, todo apunta a que no habrá problemas y que se mantendrán los parámetros bajo los que han estado actuando durante estas semanas de trabajo, con las más estrictas medidas de seguridad. Además, se ha determinado que, en el caso de que algún equipo no pudiera contar con tres semanas de entrenamientos antes del comienzo liguero, se podrían aplazar partidos. Hasta la fecha, todos están entrenando salvo Getafe, que está en vías de solucionar su situación.

El resto de clubes han estado trabajando duro para darlo todo esta siguiente campaña, que se presenta complicada y muy disputada. De hecho, según ha apuntado José Antonio de Castro, «ha habido muchos equipos que se han reforzado muy bien, como en el caso de Albacete, que ha incorporado a Alejandro Zarzuela, a Onrrubia o a Fran Lara; también Badajoz ha dado la campanada fichando al americano Matt Scott, que es uno de los mejores jugadores del mundo; Bilbao ha perdido a Turek pero ha fichado a Jordi Ruiz y a Jhon Hernández; Burgos maneja un buen presupuesto y ya ha anunciado la llegada de Roberto Mena…».

Ante esta perspectiva, los vallisoletanos seguirán puliendo detalles durante los días que restan hasta ese 31 de octubre, cumpliendo a rajatabla las medidas sanitarias y con prudencia, ya que en el momento que algún jugador o miembro del cuerpo técnico nota alguna molestia, es apartado del grupo hasta que se confirma su buen estado de salud.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *