El Promesas, colíder

El filial del Real Valladolid venció al Marino de Luanco por 0-1, gracias a un tanto de Miguel Rubio. Los vallisoletanos ganan fuera de casa un año después

Primera victoria a domicilio/ http://www.realvalladolid.es

El Real Valladolid Promesas sigue rompiendo barreras y este miércoles dio otro paso adelante. No era fácil por la tarde lluviosa, algo que acusó el terreno de juego, pero el filial blanquivioleta supo aguantar y golpear en el momento adecuado para derrotar (0-1) al Marino de Luanco gracias al solitario gol de Miguel Rubio.

A ambos conjuntos les costó hilar jugadas en un campo afectado con el paso de los minutos por la lluvia. La primera ocasión clara llegó justo pasada la primera media hora, en un cabezazo de Mendi que salió muy cerca de la portería defendida por Gaizka, quien hizo un paradón al principio en una acción que acabó anulada por fuera de juego. Trató de responder el Promesas poco después, en un centro peligroso que despejó Guaya hacia su propia meta, pero que Chechu pudo atrapar sin problemas.

Apretó el filial pucelano en el tramo final de la primera mitad, en la que volvió a llevar peligro a la meta local. Chechu atrapó en dos tiempos el disparo de Paulo Vitor, mientras que la falta lanzada por Zalazar se marchó por poco.

Descanso

El resultado inicial mandó al descanso y el Marino salió con fuerza tras el paso por vestuarios. Un activo Álex Arias probó fortuna con dos disparos desde fuera del área y uno de ellos se estrelló en el poste. Pero el equipo de Javier Baraja no se arrugó y encontró el gol a los 58 minutos, en una falta lateral colgada por Vilarrasa que cabeceó Miguel Rubio a la red.

El 0-1 aportó tranquilidad a los blanquivioleta, que anularon al conjunto asturiano. Los cambios le otorgaron más oxígeno y piernas frescas, algo necesario por las circunstancias. Baraja dio la oportunidad a Víctor Socorro y a Palomeque, que se estrenaron este curso -el último lo hizo, además, en Segunda B.

Aguantó el Promesas los intentos del Marino en los instantes finales, en los que Gaizka volvió a aparecer para repeler un lanzamiento de falta de Luis Morán. El resultado no se movió y el filial pucelano sumó su tercera victoria de la temporada, la tercera de la historia en Miramar y la primera como visitante después de un año, cuando se impuso a domicilio (0-1) al Burgos CF.

Así las cosas, el equipo de Javier Baraja se coloca colíder con 10 puntos, los mismos que el UP Langreo, quien tiene un partido menos. Sin tiempo para descansar, los blanquivioleta ya piensan en la próxima cita, que tendrá lugar este sábado (16.00 horas) en Los Pajaritos ante el CD Numancia.

Ficha técnica

(0) Club Marino de Luanco: Chechu; Lora, Trabanco (Emilio Morilla, min. 62), Miguel Prado, Guaya; César Suárez (Sergio Orviz, min. 85), Míchel; Luis Morán, Álex Arias, Chiqui (Nino, min. 72); Mendi (Enol, min. 72).

(1) Real Valladolid Promesas: Gaizka; Sergio López, Miguel Rubio, Alonso, Vilarrasa; Mikel (Palomeque, min. 81), Oriol; Castri (Víctor Socorro, min. 89), Zalazar, Paulo Vitor (Dali, min. 75); Benito (Fran Álvarez, min. 81).

Gol: 0-1, Miguel Rubio, min. 58.

Árbitro: Fernández Rodríguez, asistido en las bandas por Fente Pena y Estévez Blanco. Mostró tarjeta amarilla al local Álex Arias y a los visitantes Alonso y Víctor Socorro.

Incidencias: Partido aplazado correspondiente a la jornada 4 del Grupo I-B de Segunda B disputado en el Estadio Municipal Miramar, a puerta cerrada, el 25 de noviembre de 2020.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *