El equipo está por encima de sus posibilidades

El entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, David Pisonero vuelve a tener varias bajas para el encuentro del domingo ante Fertiberia Puerto Sagunto y asegura que no es un buen momento

Pisonero en un entrenamiento/ http://www.atleticovalladolid.es

El entrenador del Recoletas Valladolid, David Pisonero, ha advertido este viernes que el equipo «está por encima de sus posibilidades muchas veces», ya que tiene gente «muy joven» que se ve obligada a adquirir una responsabilidad mayor de la que le corresponde.

Según ha explicado, «se empezó esta temporada sin apenas refuerzos -solo el de Ander Ugarte-, mientras que el resto de equipos se habían fortalecido bastante, pero se hizo con ilusión y se obtuvieron buenos resultados, aunque la temporada te va poniendo en tu sitio». De ahí que prefiera marcarse «objetivos cortos», como lograr la victoria ante el próximo rival, el Fertiberia Puerto Sagunto, que visitará Huerta del Rey este domingo, tras haber tenido una semana para prepararlo, mientras que los vallisoletanos disputaron un partido el miércoles ante el Frigoríficos Morrazo.

Por tanto, supone un hándicap para el cuadro vallisoletano, que mantiene las bajas de Roberto Turrado y Álvaro Martínez, las cuales se notaron mucho en ese choque ante el conjunto gallego, en el que el Recoletas «no tuvo nunca la opción de llevarse la victoria», ya que llevaban la defensa «cogida con pinzas».

«Nos estamos viendo obligados a realizar defensas alternativas e improvisar, y a otorgar galones a gente que no lo hace y en sitios distintos», ha detallado el técnico vallisoletano, quien considera que este compromiso liguero ante Puerto Sagunto «viene demasiado junto».

Prevé un encuentro «complicado», ante un «equipo experto, que cuenta con gente veterana, y con refuerzos que no se pudieron ver en la primera vuelta, ya que entonces no jugaron ni el central Bruno Cozina ni el lateral derecho Lucas Aizen, que le han dado más empaque al ataque de Sagunto». Considera, pues, que será «una piedra de toque difícil», pero saben que «hay que sacarlo», y lo afrontan «con esa responsabilidad», ya que «llega un momento en el que hay que dar un paso adelante en casa».

Es consciente de que el conjunto valenciano llegará con las pilas cargadas y tratará de imponer «un ritmo lento», que suele perjudicar al Recoletas, ya que su forma de jugar se basa en la rapidez, pero tiene claro que «cuando llega el minuto 50, no importa si has jugado o no otro partido durante la semana».

Confía, para poder sumar los dos primeros puntos de la primera vuelta «que mejore la defensa y la eficacia en la portería» y que el arbitraje «no mediatice» demasiado el choque, ya que, al jugarse sin público «ha cambiado mucho», y ahora «los colegiados oyen cosas que antes no oían o tienen una atención distinta», ha destacado.

Además, también sabe que, al ser un equipo muy joven, le está costando «meterse en los partidos» y «resulta difícil adquirir una regularidad», pero se sigue trabajando y se van mejorando «muchas facetas», incluida esa estabilidad.

Por último, ha señalado que el balonmano, a nivel político «necesita un soporte y una ayuda», pero todos son conscientes de que «no» es «el único deporte» que lo necesita, y por eso el gremio de entrenadores está unido a la hora de tratar de «facilitarlo todo» para que la liga «pueda seguir adelante».

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *