Derrota inesperada en Oviedo

El Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid cae ante el Liberbank tras un partido igualado y marcado por el 3/26 en triples y la temprana lesión de Martin Paasoja y los vallisoletanos cayeron derrotados por 5 puntos, 83-78

Liberbank Oviedo-Real Valladolid Baloncesto/ http://www.cbcvalladolid.es

Segundo tropiezo de la temporada. El Clínica Sur-Aspasia, condenado por su mala puntería en Pumarín, cayó ante el Liberbank Oviedo Baloncesto (83-78) tras un partido muy disputado y competido. Los blanquivioleta vivieron una tarde aciaga desde el triple (3/26) y, para más inri, sufrieron la lesión de Martin Paasoja tras un mal apoyo cuando apenas se había disputado un minuto de juego.

A pesar de haber estado entre algodones toda la semana, con Reed Timmer en el quinteto titular, el Clínica Sur-Aspasia RVB firmó una buena puesta en escena que se vio empañada por la lesión de Martin Paasoja a las primeras de cambio. Cuando apenas había transcurrido un minuto de juego, un mal apoyo del estonio propició un mal gesto en su rodilla que le obligó a retirarse del partido en camilla. Entre tanto, el cuadro vallisoletano, con un nivel defensivo magistral, se hizo con la manija del encuentro (3-10) en las primeras posesiones.

Los pupilos de Hugo López, sin bajar un ápice la intensidad atrás, rompieron la brecha de los diez puntos de ventaja (3-14), aunque la entrada de Saúl Blanco permitió que, con ocho puntos consecutivos llevando su firma, el Liberbank Oviedo Baloncesto dilapidase parte de la ventaja blanquivioleta al término del primer cuarto (19-24).

Los ovetenses, de menos a más, salieron con una marcha más en el segundo periodo y lograron darle la vuelta al marcador (26-24). El Clínica Sur-Aspasia, sorprendido momentáneamente, necesitó varios minutos para corregir el plan de partido y volver a hacerse con el mando de la contienda, pero el acierto anotador se redujo drásticamente en este cuarto. Ni carbayones ni vallisoletanos lograban anotar con facilidad y cada canasta costaba un mundo, pero un buen arreón final de los blanquivioleta permitió que los visitantes llegasen al descanso con una renta mínima a su favor (38-39).

Descanso

Día aciago en el triple

Tras una primera mitad en la que el Clínica Sur-Aspasia mostró las dos caras de la moneda, el cuadro de Hugo López afrontaba los segundos veinte minutos de partido con todo por decidir. A pesar de la mala puntería en el triple (2/13 en la primera parte), los visitantes mandaban en el marcador y reinaban en la pintura (13-21 en rebotes), algo que tendría que continuar en el tercer periodo para imponerse a un aguerrido Liberbank Oviedo.

Pero nada más lejos de la realidad. Aunque la igualdad imperante se mantuvo, los vallisoletanos no veían la luz desde la larga distancia y seguían sin puntería en Pumarín. A pesar de la falta de acierto en el triple, el buen nivel defensivo de los vallisoletanos permitió que los asturianos no se escapasen en el tercer periodo, aunque amagaron con ello en la recta final. Con el partido en un alambre y sin que ningún bando se impusiera al otro, azulones y blanquivioleta afrontaron los últimos diez minutos con todo por decidir (59-57).

Y a la hora de la verdad tampoco llegó el oxígeno desde el perímetro. El partido, como en los anteriores tres cuartos, fue un tira y afloja hasta el final donde los veteranos de uno y otro bando asumieron las responsabilidades. A falta de cuatro minutos la renta se mantenía intacta (70-68) y la contienda se iba a decidir en las posesiones críticas, momentos en los que los pupilos de Natxo Lezcano se mostraron más certeros. Aunque el Clínica Sur-Aspasia firmó una buena actuación defensiva, los puntos de Óliver Arteaga y un triple final de Saúl Blanco (77-71) sentenciaron el partido en los últimos segundos de un encuentro que se quedó en Pumarín (83-78)

Ficha técnica

(83) Liberbank Oviedo Baloncesto: Harald Frey (2), Elijah Brown (13), Alexis Bartolomé (0), Óliver Arteaga (14), Marc-Eddy Norelia (14) -quinteto inicial-. También jugaron: Pablo Ferreiro (-), Micah Speight (10), Cameron Oluyitan (8), Hervé Kabasele (7), Marc Martí (2), Francisco Sánchez (-) y Saúl Blanco (13).

(78) Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto: Reed Timmer (10), Martin Paasoja (0), Matej Kavas (6), Sergio de la Fuente (14), Joey van Zegeren (6) -quinteto inicial-. También jugaron: Greg Gantt (0), Nacho Martín (11), Justin Kohajda (4), Daniel Astilleros (0), Melwin Pantzar (13) y Antoine Mason (14).

Parciales: 19-24, 19-15 (38-39 al descanso), 21-18 (59-57) y 24-21 (83-78 final).

Árbitros: Bravo Loroño, García Crespo y Rodríguez Fernández. Eliminado el jugador visitante Melwin Pantzar con cinco faltas personales.

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de la Liga LEB Oro y disputado el sábado 5 de diciembre en el Pabellón Municipal de Pumarín a puerta cerrada.

Declaraciones

Hugo López; «Muy desacertados»

Los vallisoletanos, marcados por la falta de acierto, cayeron en el Pumarín de un Liberbank Oviedo Baloncesto que ha sido «justo vencedor», tal y como reconoció el técnico Hugo López en rueda de prensa. «Quiero felicitarles por el partido y creo que están trabajando en unas condiciones que no son propias de esta categoría. Hacía mucho frío y entrenar así no debería permitirse en una liga profesional. Ha sido duro ver cómo nuestro jugador Martin Paasoja se lesionaba nada más empezar el partido», ha admitido el entrenador vallisoletano.

El partido, así, comenzó con un Clínica Sur-Aspasia bien plantado en Pumarín, pero a poco respondieron los locales. «Hemos empezado bien, pero Oviedo ha jugado sus bazas para recortar la ventaja en el primer periodo. El segundo cuarto es un intercambio de canastas y creo que a partir de ahí cambia el criterio. Hemos estado desacertados y con un porcentaje tan bajo, tirando tiros liberados, no estamos acostumbrados a jugar, pero hemos vivido del rebote. Un par de jugadas clave al final han hecho crecer la ventaja y se nos ha escapado la victoria en una cancha muy difícil, así que ahora solo nos queda seguir trabajando», resumió Hugo López.

Por último, el técnico blanquivioleta destacó el papel de los veteranos en el partido y en la categoría. «Ellos han sido capaces de cerrar el partido en los momoentos importantes. Esta liiga es difícil y peculiar y los jugadores experimentados tienen mucho que aportar a los que vienen detrás y a este baloncesto. Me alegro de que Saúl Blanco esté bien después de tantas lesiones y de que siga en activo Óliver Arteaga, además de Sergio de la Fuente y Nacho Martín en nuestro equipo. Es algo muy bueno para la competición«, concluyó.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *