Continuar con las mismas sensaciones

Sergio González espera que el Real Valladolid vuelva a ser muy solvente contra el Celta, otro rival directo por la permanencia. El técnico confirmó la baja de Sandro Ramírez para los dos próximos encuentros y se espera que pueda estar para el partido del martes que viene ante el Getafe

El Real Valladolid quiere ir paso a paso en esta nueva Liga, tal y como comentó Sergio González en la rueda de prensa de este martes, previa al duelo frente al Celta de Vigo (miércoles, 19,30 horas). El conjunto blanquivioleta inició el camino con buen pie, con un triunfo contra el CD Leganés que les dejó muy contentos. “Fue un golpe en la mesa muy importante. No hemos hecho nada aún. Nos tiene que dar confianza y fortaleza en lo que estamos haciendo. Nos tiene que servir para evolucionar».

El entrenador espera que su equipo reafirme las buenas sensaciones del choque en Butarque, donde el Pucela volvió a demostrar su fortaleza en los partidos contra los rivales directos por la permanencia. “El equipo dobla la personalidad y la forma de trabajar. Tiene el aplomo necesario en ese tipo de partidos. Nuestro deber es evitar poder llegar a ellos. Esta Liga es muy difícil y hay que dar valor a cada victoria. Estamos siendo muy solventes ante estos equipos y ojalá contra el Celta volvamos a serlo”.

Sergio dio a conocer que Sandro tuvo molestias en el cuádriceps en el entrenamiento del lunes y que “no va a ser de la partida ni contra el Celta ni en el partido del fin de semana«. Respecto al tema físico, reconoció que su equipo estuvo a un nivel muy alto, de esfuerzo en Leganés, algo que deberán vigilar al jugar tantos partidos en pocos días. “Tendremos que hilar muy fino para que el rendimiento físico no se vea mermado. Las recuperaciones después de una victoria siempre son mejores». En cuanto a medir el estado de sus jugadores, admitió que pensará qué es lo mejor para cada partido. “El mismo directo del fútbol te va a decir lo que hacer. Tenemos un grupo unido y no un futbolista que sea referencial”.

Sobre el rival, explicó que es un equipo al que le gusta mucho combinar por dentro. “Sus tres media puntas pueden aparecer por cualquier sitio. Tenemos que estar precisos en los pases interiores y evitar situarnos en la misma línea. Esperan la mejor versión del rival.Al mejor Aspas, al mejor Rafinha, a la mejor pareja de centrales».

Precisamente, Kiko Olivas no pudo estar en Butarque por unas molestias en los isquiotibiales. Su lugar en el eje de la zaga lo ocupó Joaquín y Javi Sánchez ayudó a mantener el 1-2 con su entrada en los minutos finales. Respecto al fichaje de Javi Sánchez, Sergio afirmó que es una operación muy buena para el Real Valladoid. “Es un futbolista con mucho potencial eclipsado por el rendimiento de Salisu y Kiko Olivas. Reúne juventud y fuerza, y es un alumno aventajado de cara al año que viene. Es un gran fichaje y ojalá podamos sacarle un gran rendimiento”.

Audio Sergio González

Este martes se cumplen dos años del último ascenso a Primera, el cual supuso un subidón para todos, una experiencia que no se puede explicar con palabras. “Fue un momento muy bonito. Tiene mucho paralelismo este tramo con el de doce de aquella ocasión. Ojalá el resultado final sea el mismo porque significaría que hemos conseguido el objetivo de la permanencia”.

El Celta de Vigo en Zorrilla

En la retina de los aficionados del Real Valladolid se encuentra el último enfrentamiento entre el Pucela y el Real Club Celta de Vigo en Zorrilla, donde el conjunto de Sergio González se impuso por 2-1 con goles de Óscar Plano y Keko, que sirvieron para remontar el inicial de Pione Sisto. Ese triunfo supuso un paso importante en su lucha por la permanencia, a pesar de producirse a finales de enero.

Dicho partido fue el número 42 de la historia entre vallisoletanos y vigueses en los que el Pucela actuó como local. El balance es positivo para los blanquivioleta, que con esa victoria alcanzaron la vigésima; es decir ganaron en el 47,6% de los enfrentamientos. Mientras, el resto de los duelos se resolvieron con 9 empates y 13 derrotas.

Árbitro

El colegiado extremeño Jesús Gil Manzano ha sido designado para arbitrar el partido entre el Real Valladolid y el RC Celta de Vigo correspondiente a la jornada 29 y que se disputará el miércoles 17 de junio a las 19,30 horas en el estadio José Zorrilla. Será la decimotercera actuación de este árbitro con el equipo blanquivioleta, la segunda esta temporada.

Nacido en Don Benito, Badajoz, hace 36 años, Gil Manzano afronta su octava temporada en la máxima categoría del fútbol español después de sumar tres en Segunda y otras tres en Segunda B. El antecedente más próximo, como árbitro principal, que comparte con el Pucela se remonta al partido de la novena jornada de esta 19-20 en el choque que finalizó 1-1 en San Mamés, frente al Athletic Club.

El balance hasta ahora con este colegiado es de siete derrotas, cuatro empates y tan solo una victoria, la lograda por 6-1 frente al Rayo Vallecano en 2012. Junto a él, en la sala VOR, estará el catalán Medié Jiménez.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *